El lenguaje no es un regalo genético, es un regalo social. Aprender un nuevo idioma es llegar a ser miembro de un club –de la comunidad de hablantes de esa lengua. F. Smith

Muchas son las razones para aprender el conocido “idioma del amor”, el francés es una de las lenguas más habladas a nivel mundial, utilizada por más de 300 millones de personas en todos los continentes, sea como lengua materna, como segundo idioma o como alguna variación de ésta. Por esta razón se convierte en uno de los tres idiomas más estudiados y en el sexto más hablado en todo el mundo.

Para comprender mejor el por qué esta lengua ha adquirido cada vez más relevancia a nivel social, es importante remontarse a su origen, el latín, empleado a lo largo de los vastos territorios del Imperio Romano. Una vez que este cayera en Occidente, muchos de sus pueblos quedaron aislados culturalmente, lo cual dio paso a diferentes variaciones en el idioma, dando así nacimiento al francés, español, portugués, italiano y rumano. Todas estas lenguas han sufrido variaciones a lo largo del tiempo, han traspasado sus fronteras debido a los procesos de colonización y de inmigración, hasta llegar a convertirse en lo que son actualmente.

Una de las principales ventajas de aprender francés, es la apertura que brinda a nivel laboral y académico ya que, al ser utilizada en los cinco continentes, favorece la contratación y desplazamiento de estudiantes y profesionales en distintas áreas a lo largo del mundo. Justamente esta movilidad es la que promueve todo un intercambio cultural, permitiendo a las personas francohablantes conocer y compartir otras costumbres y tradiciones, transmitiendo así, parte de nuestra cultura e identidad costarricense. Es por ello que el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, visualiza al hablante de una lengua extranjera como un ciudadano del mundo, es decir una persona inmersa en una sociedad cargada de gran diversidad cultural (MCERL, 2001)[1].

Además, son indiscutibles todos los beneficios a nivel neurológico que trae aprender un segundo o tercer idioma, y más si se trata de uno dónde su nivel de complejidad es más elevado. El aprendizaje del francés permite un mayor desarrollo auditivo y ayuda a la fluidez verbal gracias a su sistema fonológico. Según menciona Anderson (2011)[2], “practicar una segunda lengua puede mejorar nuestra habilidad de hablar la lengua materna”, ya que existen más zonas activas en un cerebro plurilingüe que en uno monolingüe.

Igualmente, cabe mencionar que el francés es la lengua de la diplomacia, es decir, es la lengua oficial y usada oficialmente por la Unión Europea, la UNESCO, la Organización de las Naciones Unidas, la Cruz Roja y la Organización de los Juegos Olímpicos. Sin olvidar que es la lengua de la cultura, la moda, la cocina, el arte y la literatura, la lengua de grandes pensadores y artistas; Simone de Beauvoir, Baudelaire,

Édith Piaf, Monet, Victor Hugo, Gauguin… El idioma francés es útil, elegante, seductor y apasionante, es el idioma de la cultura.

En resumen, el aprendizaje de la lengua francesa brinda un mayor acceso al mercado laboral y académico, es el idioma de la diplomacia, aumenta la creatividad y la actividad cerebral, amplía el bagaje cultural y da paso al desarrollo de habilidades tanto profesionales como personales, ya que nos permite entrar en contacto con más personas sin importar la distancia y de compartir con múltiples culturas. Anímate a aprender francés.

“Todo camino por más largo que sea, empieza por un pequeño paso”

Licda. Mónica Álvarez Chaves
Profesora de francés lengua extranjera
info@asul.biz   www.ASUL.biz
ACADEMIA SUPERIOR DE LENGUAS
| Of. (+506) 2261 8112 / Whatsapp (+506) 8777 6275
Costa Rica, Heredia


[1] Conseil de l’Europe. (2001). Cadre Européen Commun de Référence pour les Langues : Apprendre, Enseigner, Evaluer. Recuperado del sitio web :  https://rm.coe.int/16802fc3a8 [Consultado el 21 de noviembre 2020]

[2] A. Anderson. (2011). La importancia de aprender una segunda lengua. Recuperado del sitio web: https://d1wqtxts1xzle7.cloudfront.net/53024936/nuestros_ensayos_-_la_importancia_de_aprender_una_segunda_lengua_1.pdf?1494114843=&response-content-disposition=inline%3B+filename%3DLa_importancia_de_aprender_una_segunda_l.pdf&Expires=1606008325&Signature=dltHDiBCkWoxw4TdIudqTa54UZr8DL7ktM0CRIopFDVILBTQhULrsiEgBB9d4TUq1BL-Odora0KmjTPt1KtkIVgF1puD8BQ0z3V4Wbeq8RY8dT2-wgrxK4o-qzZJX7voZemsnhFvliW6WEz~cPfM6BThMUryf7glX7M8eY4ecdYCnRC1AL16f1gcPHWe6QERHrCgqgasna1fhySTSO2CdW~bCGLzIMl65w~wj~RYxSUTpi5khfWrUU8i11u9FVrY1-YWi~KTTC8I~xQdLUOuF4ggN67WR~tLGWg7zBbuwdlLtBOiijMahY1WBZIABaD-mRKXTSPrFwSjqoPbYKjtrg__&Key-Pair-Id=APKAJLOHF5GGSLRBV4ZA [Consultado el 21 de noviembre 2020]